Tu mi lugar y yo tu lugar

piesPisé el no-lugar con imprecisión, pasando por ese espacio transitorio, donde la memoria se busca nacer, o muchas veces donde no hay memoria, no hay recuerdos,  donde los sentidos se contradicen, o más bien los sentidos no sienten nada importante, solo se confunden de manera pasajera; suceso sensorial inadvertido. Solo sucede que no sucede nada, para no confundirte más con mis letras.

Se comprende a el sitio solo como una ubicación de coordenadas que marcan un punto en el espacio donde no pasa nada, más el lugar se crea y existe únicamente cuando algo sucede. Suceso sensorial en el cual te sientes bien, duda con final acertado;  se puede percibir calma.

En el lugar hallado los pechos no se queman con incertidumbres, solo la tranquilidad y la emoción indescriptible de que todo está y estará mejor, para algunos es tiempo de catarsis.

Más cuando cercana te tengo, busco y quiero salir del no-lugar, quizá tu también, pero la incertidumbre te vence, el miedo no te permite avanzar.  Nos encontramos a un paso del lugar a un paso del no-lugar. Existe una línea divisoria e imaginaría aparentemente dibujada por ti. Es imaginaria pero guarda leyes y normas impuestas, el borrador de la línea será la confianza y seguridad. Entonces aquel lugar que está a solo un paso se aleja a cada paso, no se deja  alcanzar fácilmente; doy un paso y tu retrocedes dos, a veces te acercas uno y yo retrocedo dos, quizás el orgullo sea nuestro culpable pienso. A veces los pasos caminan de espalda, a veces de frente, a veces separados a tan solo un paso por aquella línea, a veces los pasos van paralelos a la línea pero no se intersecan, solo se miran, a veces coinciden los pasos; van de frente y nos dejamos pasar y nos abrazamos, pero es solo temporal, este momento debería ser permanente ya que nos hace bien.

Tu inseguridad no me permite permanencia; tú no te entregas completa y no te justifiques con la libertad o la rareza ya que la esencia jamás se ha puesto en juego. Solo recuerda lo bien que te sientes cuando no existe división, cuando no estamos ausentes, cuando el “te extraño” llega a su fin con el encuentro tan  ansiado y nos podemos atrapar  y coincidir a nuestro modo.  ¿Por qué no permites que seamos imprescindibles?  No te aferres a falsedades, no te aferres a caminos pasajeros.

La línea imaginaria, los límites y los escenarios no son más fuertes que el acontecimiento. El escenario no lleva importancia relevante en aquel encuentro. ¿Ya entendiste en que se convirtió el lugar? El lugar eres tú, el lugar soy yo, y el acontecimiento nos toma de la mano.

No te confundas te repito cercana, más segura en mi pecho reposarás, las noches no serán soledad, los ojos perdidos se encontrarán, y borraré de tu ser hasta el último aferrado a tu mirada, caminando juntos y venciendo miedos, por el camino iremos seguros; solo en calma. Mi ser y tu ser se convertirán en lugares imprescindibles, entendido solo por los dos;  tu mi lugar y yo tu lugar imprescindible.

Los temores mueren y solo hay calma con el abrazo cercano. Si necesitases alivio, caminarás buscando mi lugar, mas siempre recuerda, que aquel lugar solo es lugar contigo, más sin ti es solo desierto, solo es un no-lugar. Y si los lugares van alejados y en ausencia,  tal vez los lugares queden perdidos para siempre y jamás se encuentren; con alejarse no me refiero a distancia en medida de longitud, me refiero a que la línea imaginaria se convertiría en un muro alto e intraspasable, tan cercanos, tan perdidos, tan lejanos, en ceguera eterna. Nunca será lo mismo y será tarde para arrepentimientos.

Cuando el muro esté en construcción y separados por este, llegará un punto en el cual nuestras miradas se alinearán de manera oblicua, (oblicua porque eres más pequeña que mi).  Será el instante final en que nuestras pupilas fijas se miren agonizantes.  Después solo abrá ceguera eterna  al colocar la siguiente pieza del muro,  solo abrá olvido, ya será tarde y no abrá mas acontecimiento que nos tome de la mano. El día en que muera pensaré en ti.

Si yo soy tu lugar y tu mi lugar existirá un solo lugar, el nuestro lugar. La línea imaginaría y el no-lugar no existirían y el muro no tendría sentido ya que iremos juntos en el mismo lugar.  El lugar imprescindible jamás se convertirá en prescindible.

Entonces ahora que aun no es tarde respóndeme, ¿conformamos nuestro lugar o construimos el muro? No quiero caminar jamás confundido yo solo quiero certezas.

Anuncios

2 comentarios sobre “Tu mi lugar y yo tu lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s