Lejos

lejos final

La luz  escapa entre el espacio de las hojas de los árboles y me encuentro cubierto por su sombra; meditabundo, con sudor en el alma, que descansa en un lugar de piedra. Aquí lejos arquitectura natural, de escenario oculto.

Aquí se cura hasta el espanto, es tiempo de catarsis. Los pasos libres en senderos de optimismo. Aquí lejos no existe contaminación acústica; lo acústico, es el movimiento de las hojas, el viento, el fluir del río, la vida natural.

Aquí lejos, amaneceres y atardeceres de añoranzas y las noches; noches de eternos sueños. Aquí lejos, brilla el cielo y las estrellas fugases nunca se esconden.

Rodeado de Arquitectura vernácula;  de tierra, adobe, tapial, bahareque, piedra, madera, paja y teja. Aquí no existe el hormigón armado ni se lo necesita.

Voy lejos no porque quiera escapar, extrañar, desparecer o rendirme, voy lejos para olvidar, sanar el alma, conversar conmigo mismo, voy lejos donde la soledad da paz, sé que después de ir lejos voy a regresar e iré sin buscar, lo que no se deja encontrar.

Y si hoy voy lejos solo, la próxima te llevaré conmigo, si te dejas encontrar.

 

JDanielV

Anuncios

4 comentarios sobre “Lejos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s